Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
CONTEXTOS

El Público (Revista)

Año de Inicio: 1983
Año de Fin: 1992

Directores:

Moisés Pérez-Coterillo



Introducción:

Revista de teatro editada por el Centro de Documentación Teatral entre 1983 y 1992. Nueva edición publicada en CDRom.



Contenido:

 

 

 

Como continuación del Boletín de Información Teatral, más tarde Teatro en España, editado por el CDT entre 1980 y 1982, surge en el verano de 1983 la revista El Público, bajo el impulso de quien fue su promotor y animador constante, Moisés Pérez Coterillo, designado poco antes director del CDT.

 

 

Como consecuencia de su carácter institucional, El público se convirtió en la radiografía de la evolución que, en el terreno teatral, experimentó en esos años nuestra escena, especialmente en su sector público. Tiempos de cambios en que se recoge el protagonismo de los Centros Dramáticos, el nacimiento del Centro de Nuevas Tendencias Escénicas y la Compañía Nacional de Teatro Clásico, el aumento del número de festivales, el desarrollo de la política teatral en materia autonómica y municipal, el descenso en la importancia del texto y del autor en beneficio de directores y escenógrafos...

 

La edición actual

 

Transcurridos diez años desde su desaparición, el Centro de Documentación Teatral, sensible a la recuperación de cuantos materiales documentales pueden ser de utilidad para elaborar, desde criterios sólidos y rigurosos, la historia de nuestro teatro como texto y representación ha considerado la oportunidad y la necesidad de devolver a los investigadores y a los profesionales del teatro en general lo que constituye un legado insustituible para el análisis de una época del teatro español que cubre algo más de una década esencial para el devenir de nuestra escena. Y se ha hecho con el propósito de que las consultas del material ahora recuperado sean, en la medida en que lo permiten las nuevas tecnologías, más cómodo y accesible. De ahí su presentación facsímil en formato digital que, ajustada a una aplicación informática, permite fácilmente la búsqueda de los artículos asociados a diversos campos: firmas, profesionales, compañías, espectáculos, materias, cronología...

 

INAEM>Centro de Documentación Teatral 

 

 Por sus más de 11.000 páginas, desfilan más de seiscientos colaboradores, casi tres mil profesionales del mundo escénico, y se rebasan ampliamente los dos mil espectáculos referidos a más de mil compañías... Unos números que dan idea de un singular acopio de datos que, desde ahora, están a disposición de quienes pueden interpretarlos para empezar a hacer con rigurosidad o formarse una idea clara de lo que ha sido la historia de nuestro teatro. Es una tarea en la que el CDT se encuentra comprometido y en la que espera hallar continuidad en publicaciones similares que vayan recogiendo otras revistas y otros documentos de nuestra historia escénica.

 

 

 

 

 

 

En el transcurso de los más de nueve años en que se editó, se publicaron 94 números, de los que 76 fueron periódicos en blanco y negro con periodicidad mensual (hasta el final de 1989) y 18 revistas en color de carácter bimestral con cambio de formato y una muy superior calidad de impresión. La publicación desaparece en diciembre de 1992 como "manifestación de una determinada voluntad política", según señala el último editorial.

 

 

 Su nómina de colaboradores resulta muy extensa, con numerosas firmas, procedentes tanto de las diferentes comunidades autónomas como del extranjero, hasta alcanzar en el momento del cierre 71 personas vinculadas a la revista. Entre los colaboradores internacionales, destacan figuras como Didier Mereuze y, entre los españoles, los más asiduos en sus páginas fueron Antonio Fernández Lera, Pedro Barea, Gustavo Luca de Tena, Gonzalo Pérez de Olaguer, José Luis Vicente Mosquete, y el propio Moisés Pérez Coterillo.

 

 

 El contenido de la publicación se estructura en diferentes secciones que acogen los acontecimientos teatrales que la redacción consideraba más relevantes, opiniones de personajes relevantes del mundo del teatro sobre temas muy variados, información cualificada sobre los estrenos más candentes ( La Celestina, de Sastre, ¡Ay, Carmela!, de Sanchis Sinesterra, o El público, de Lluis Pasqual aparecieron en sus primeras páginas), o los festivales, más y menos importantes, sin descuidar nunca las propuestas escénicas de las diferentes culturas del Estado, y, desde 1985 y cada vez con mayor intensidad, el panorama internacional de la escena. A lo que se sumaba la reseña de ediciones teatrales y el análisis de los datos de taquilla en Madrid y Barcelona. Asimismo la Lírica y la Danza aparecen con presencia cierta desde los números 78 y 79. Otras secciones más o menos fijas se encargaban de trasladar la situación del teatro infantil, los acontecimientos más destacados que afectaban a la profesión teatral, semblanzas sobre personalidades destacadas... Cada año, con la entrega de diciembre, se distribuían los correspondientes índices anuales. Además, entre 1985 y 1989, la publicación mensual iba acompañada, aun con una periodicidad no totalmente regular, por los famosos Cuadernos, que suman 42 entregas. Después, en 1990 y hasta 1992, su contenido reaparecería bajo la forma de monográficos incluidos en la revista. En unos y otros se trata un tema de gran calado, siempre prendido de la actualidad, desde una perspectiva reflexiva que propiciaba los análisis en forma de ensayo. Por último, entre 1989 y 1992, incorporó sucesivamente 24 entregas de textos teatrales de autores, tanto españoles como extranjeros.

 

 

 

 

 El público, surge, recogiendo casi en literalidad sus primeros editoriales, con la intención de constituirse en un servicio público con una finalidad básicamente informativa, exenta de opinión, abierto a todas las tendencias del movimiento teatral en el Estado, y con la intención de divulgar y anticipar los diferentes hechos teatrales para facilitar la reflexión de las gentes del teatro sobre su propio trabajo. Con tal propósito intentó recoger la vida teatral en todo el país (las nuevas instancias municipales y autonómicas comenzaban a propiciar la descentralización) e incluso más tarde en el extranjero, ofreciendo una información cualificada que viniese a sustituir los prejuicios y apriorismos con que muchos encaraban, desde su particular subjetividad, la situación de la escena española (así, comienzan a recogerse datos elementales sobre recaudaciones, presupuestos, censos de producción...). Y todo ello destinado a un público que no quedase restringido al ámbito investigador o crítico, sino que pudiese interpelar y ayudarle a formar juicio a cualquier aficionado al mundo de la escena.



Ubicacion: Centro de Documentación Teatral,Madrid

Tipo: revista
Imagenes:




Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio