Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
OBRAS

El Desquite

Creación:

» Andrés Pérez Araya Dirección



Ficha Técnica:

Dramaturgia: Roberto Parra Sandoval
Dirección: Andrés Pérez Araya
Intérpretes: María Izquierdo, Willy Semler, Aldo Parodi, Daniel Muñoz, Boris Quercia, Carola Gimeno, Ana Rosa Genari
Música: Mario Rojas
Diseño: Juan Carlos Castillo
Vestuario: Maya Mora
Iluminación: Luis Reinoso
Producción: Caioia Sota
Compañía: Sombrero Verde



Año estreno: 1995

Lugar estreno: Santiago > Casa Amarilla de la Estación Mapocho





Comentario

En una entrevista dada por el director a Bettina Francke, para el programa del Festival Theater der Welt, en Dresden, Alemania (26 de mayo de 1996) se puede apreciar la dificultad de apreciación sobre ciertas coyunturas que algunas veces obras dirigidas por Pérez, de gran éxito dentro del circuito local o latinoamericano, podían provocar en cierto espectador "primer mundista". La entrevistadora, desde una perspectiva "central", da por hecho que el problema del machismo es un debate, en cierto modo, obsoleto. A lo que Pérez responde realizando una síntesis de los problemas de la obra, pero al mismo tiempo interpelando a la necesidad de leer el montaje también desde la realidad contextual de la "periferia", tercer mundista y chilena, urbana y rural.

"B.F: El desquite, parece ser una crónica de la lucha de los sexos ya olvidada hace mucho tiempo, ¿está la emancipación de la mujer, en Chile, hoy en día, tan mal resuelta?

A.P.: Uno de los mayores temas que recorre la obra (El desquite) es ése: cómo mujeres y hombres, se relacionan a través de un esquema occidental católico basado en el conflicto y en el poder. Hay que recordar que la obra sucede en 1927, en un lugar donde la riqueza, el hombre y la religión católica eran la punta de la pirámide del poder.
Hoy en Chile, 1996, atenuados, sutiles, debilitados, esos mismos poderes, permanecen. Me gustaría, a mi vez, preguntarle, ¿por qué dice usted:…ya olvidada hace mucho tiempo?

("Lo popular me es propio por pertenencia", Apuntes 111, otoño invierno, 1996: 3)

El montaje – que fue realizado en una nave alargada, La Casa Amarilla-, aprovechó la arquitectura del lugar en sentido horizontal, lo que dio por resultado una propuesta escénica de gran dimensión a lo ancho del espacio y de prácticamente nula profundidad, sin fondo. Situación espacial que provocaba que todo estuviera en primer plano y que muchas escenas se sucedieran simultáneamente, rompiendo con la convención realista a pesar de instalar, en esta especie de friso teatral, una barroca aglomeración de elementos propios de la cotidianeidad campesina.
La música en vivo, canciones provenientes de un repertorio musical moderno y popular que eran interpretadas por las actrices y actores, además se constituía como un elemento narrativo, dialogando a lo largo de toda la representación con situaciones, gestualidad actoral, textos, etc.






Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio