Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
OBRAS

La Odisea Apátrida

Creación:

» Pendiente teatro

Ubicación: México



Año estreno: 2010







Comentario

La Odisea Apátrida es un proyecto teatral desarrollado por el Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico de Tlaxcala, emisión 2015, por el Programa de Residencias AADK Spain, 2016 y por la Programación Nacional de Teatro del INBA, dentro del modelo Laboratorio de Investigación y/o Creación, 2016 y fue comisariado por Sergio Jair Méndez.

Se trata de un proyecto teatral que busca la modificación y afectación entre ficción y realidad, en el que para hablar de la situación de los Apátridas recurre a La Odisea de Homero, donde se describe el regreso de Ulises a una Ítaca que ya no existe. Las personas Apátridas son aquellas que por diversas circunstancias políticas, ningún país reconoce como ciudadanos.

Esta situación, que deshumaniza los cuerpos, evidencia un fallo en el sistema que trae consigo muchas preguntas. ¿Qué significa pertenecer a una patria? ¿Cómo se gestionan los afectos cuando la legalidad no te sustenta? ¿Cómo y dónde se encuentra una patria perdida? ¿Y si uno no se identifica con su nación? ¿Cómo y dónde hacemos una patria nueva? ¿Y cómo no reproducir una maquinaria burocrática que rebasa al ser?

En el proceso de documentación se investigó sobre las diferentes causas que colocan a una persona en estado Apátrida, por ejemplo, la desaparición de Países como la extinta Yugoslavia a causa de la Guerra, o los conflictos políticos que desintegraron la Unión Soviética, dejando a muchas personas sin la posibilidad de ser reconocidas por alguna nación actual. En México existe el caso de aquellas personas que migraron ilegalmente a Estados Unidos, tuvieron hijos allí y al regresar a México sus hijos no fueron y no son reconocidos por México o Estados Unidos; otros casos en México son aquellas personas que no fueron registradas al momento de nacer, ubicadas en lugares muy alejados y de difícil acceso.

Son variadas las causas de las personas Apátridas e incluyen a todos los países del mundo y sin embargo existe un limbo legal y falta de acuerdos internacionales, ya que si alguna persona Apátrida es localizada en cualquier país, las naciones no tienen claro su proceder o es injusto, primero porque a una persona Apátrida no se le puede deportar a ningún lugar porque “no pertenece a ninguna nación”, ¿Qué marco legal y acuerdo internacional debería sustentar a las personas Apátridas?

Durante la Residencia se estableció comunicación con la artista Española Nuria Güell y se indagó sobre su pieza titulada Apátrida por Voluntad, la pieza cuestiona la Identidad Nacional por ser una construcción artificial e impuesta, en los siguientes puntos ha manifestado su renuncia voluntaria a la nacionalidad Española:

I.- Que no me siento identificada con la estructura del Estado-nación, con los procesos nacionalistas, ni con el concepto de patria.

II.- Considero que el concepto de identidad nacional es una construcción artificial ya que no hay parámetros que la identifiquen: como varios especialistas han alegado a la vez que es sabido por todos, no todas las personas que viven en el mismo Estado-nación hablan la misma lengua, ni todos los que hablan la misma lengua pertenecen al mismo Estado-nación. Tampoco todos los que comparten una creencia son compatriotas. Tampoco es la sangre, ya que hay hermanos de distintas nacionalidades, igual que monarcas de diferentes naciones que son familia. Tampoco es la cultura, ya que toda creación cultural es patrimonio de la humanidad y más allá́ de lo específico alude a lo universal. Y tampoco es una cuestión territorial, ya que los límites fronterizos son arbitrarios, resultado de acuerdos, arbitrajes, mediaciones y/o guerras, que se transforman con los sucesos históricos, políticos y/o económicos con el objetivo de ejercer una función de control sobre los flujos y los cuerpos. Por lo tanto la identidad nacional es un concepto construido que se nos inculca mediante operaciones de producción simbólica.

III.- En el S.XVIII fue importante crear el concepto de Estado-nación para oponerse al feudalismo y a las monarquías absolutistas, y con este cambio de creencias se permitió́ defender libertades individuales y avances democráticos en las sociedades europeas, acabando en términos legales con los súbditos y los vasallos. Pero considero que hoy en día es un concepto segregador que nos urge superar.

IV.- Son incontables los horrores cometidos en nombre de los nacionalismos, además de ser la base en la que se sustenta la xenofobia y el racismo, en auge en toda Europa.

V.- La Historia nos demuestra que los orígenes del Estado-nación son violentos y que se basa en la guerra y la conquista como modo de afirmar su existencia.

VI.- En nuestro presente hay casos que, según mi punto de vista, son las propias instituciones estatales las autoras de los delitos y se hacen en nombre de la seguridad de la nación, a la que sin decidirlo me veo incluida.

VII.- Prefiero formar parte de una comunidad afín, elegida voluntariamente y no impuesta.

VIII.- Yo nunca he firmado un contrato que aceptase al Estado como mi ámbito legal y la patria como un valor superior al que rendir honores. Y me descoloca cuando los líderes políticos adoptan la portavocita de una supuesta voluntad colectiva a la que me incluyen a través de la identidad nacional.

IX.- No considero que la identidad nacional me represente. La presente renuncia se encuentra dentro de un proceso legal para que Nuria Güell obtenga el estatuto de persona Apátrida, además de evidenciar la escala de valores que las naciones le dan a los derechos básicos: ¿Por qué la “nacionalidad” tendría que ser prioridad respecto al derecho a la Salud o la Educación? Las dos perspectivas dan cuenta de que las diferentes causas que colocan a una persona en estado Apátrida son consecuencias de un Estado-Nación impuesto. Para ampliar el panorama sobre el contexto mexicano, el Estado debería asegurar nuestras garantías individuales, Libertad, Seguridad, Igualdad y Propiedad, manifiestas en la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, sin embargo dichas garantías individuales actualmente en México no son otorgadas, entonces ¿Cuál es nuestra relación frente a una Nación sin Estado? ¿Puede seguir existiendo una Nación sin Estado? Históricamente el Estado-Nación es una imposición, se desvincula de las consecuencias de su imposición (representado en las personas Apátridas) y en el contexto mexicano no aparece, se reafirman y visibilizan los artificios de un Estado-Nación impuesto. Por lo que las personas Apátridas y Apátridas por voluntad frente a un Estado-Nación impuesto nos abren la posibilidad de reinventar otra patria, otras patrias, aunque se presenta otra disyuntiva, si la noción y construcción de patria nos vincula afectivamente con una comunidad específica que habita en cierto territorio ¿Cómo y dónde podríamos imaginar una patria nueva? Si todo espacio aéreo, marítimo o terrestre se encuentra delimitado e impuesto por la idea de frontera. Alrededor de las posibilidades para construir una patria se planteó el siguiente juego de imaginación que comienza por la modificación y afectación entre realidad y ficción, tomando como punto de partida La Odisea de Homero, ¿Qué pasaría con Ulises si después de 10 años intentando regresar a Ítaca, descubre que geográficamente su nación dejo de existir? Cambiando el final de La Odisea a partir de un hecho real que trasforma al héroe en una deriva, en una persona Apátrida que buscará constantemente su patria perdida.
Al concluir la Residencia, el 26 de Marzo del año en curso se presentó al público Estudios Abiertos, con el objetivo de compartir procesos y mostrar cómo fueron permeados nuestros trabajos a partir de vivir en Blanca y conocer a sus habitantes.

Se trabajó con el instante donde Ulises diseña el caballo de Troya, por lo que se construyó una imagen con el Castillo Árabe que existió en el poblado de Blanca, tomando la arquitectura histórica como escenografía y personificando a Ulises como la figura del estratega. Se diseñó y se construyó colectivamente la primera bandera Apátrida, la imagen tiene los colores blanco y negro, contiene la imagen de todo el mundo y en el centro el Caballo de Troya. En la Zona Temporalmente Autónoma, simbólicamente se declaró como el primer territorio imaginado para recibir a personas Apátridas y a personas Apátridas por voluntad. De forma Escénica y Visual el público presenció dos instalaciones y un acontecimiento escénico: En la Zona Temporalmente Autónoma (espacio real abandonado) se proyectaron los diferentes testimonios de personas Apátridas, se colocó la bandera Apátrida y se escribió la primera declaración de un espacio autónomo y temporal diseñado para recibir a personas Apátridas y Apátridas por voluntad. En la segunda instalación se proyectó la imagen del instante donde Ulises diseña el Caballo de Troya, la imagen se intervino pintando sobre la proyección la frase: SOY DEL MUNDO APÁTRIDA, de fondo sonoro se utilizó Ederlezi, música gitana romaní, después simbólicamente se leyó la renuncia a la nacionalidad mexicana y por último se escuchó en un monitor a Nuria Güell haciendo su renuncia legal y voluntaria de la nacionalidad española.

Durante la Residencia en Blanca se estableció relación con una persona que por error del estado su DNI (Documento Nacional de Identidad) tiene fecha de vencimiento para el 2071, y ella tiene 62 años. Lo que abrió la posibilidad para imaginar una posible donación de ciudadanía, ya que la Zona Temporalmente Autónoma intentará ficcionar muchas zonas habitables Apátridas, se buscará solicitar a la comunidad su participación simbólica, si bien cada persona tiene en sus identificaciones oficiales fecha de vencimiento en el momento post mortem nos podrían sobrar años, meses o días, que las personas Apátridas estarían agradecidas de utilizar.


















Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio