Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
SUBCONTEXTOS

Informes de Programas (Concepto)

Año de Inicio: 2009
Año de Fin: 0000

Directores:

Director: José A. Sánchez
Coordinadora: Victoria Pérez Royo

Introduccion:

El perfil investigador-creador en los estudios de posgrado en artes escénicas

Victoria Pérez Royo

En los últimos diez años se ha producido un cambio de paradigma en la educación en artes escénicas definido por un giro hacia el perfil investigador-creador y que es especialmente patente en los programas de posgrado. Se podrían considerar dos modelos previos de educación en artes escénicas como los dos polos de una oposición [1]. Por un lado se encuentra el modelo educativo: la formación artística se comprendía sobre todo como un proceso de transformación y crecimiento espiritual global del alumno; heredado de la filosofía y los principios que dirigían la danza moderna, la educación estaba basada en un énfasis igual en el cultivo de las dimensiones físicas, emocionales y sociales de la personalidad. El proceso de aprendizaje debía tener sentido en sí mismo y no estar orientado a la consecución de ningún tipo de fin más allá; se trataba de formar una personalidad que, como consecuencia, conllevaría resultados necesariamente positivos en la práctica artística. Frente a éste se sitúa el modelo profesional que todavía se encuentra en las academias de arte: consiste en producir actores y bailarines profesionales de gran capacidad. Frente al proceso, el énfasis se coloca en el resultado, en la creación de productos definidos teatralmente listos para presentación al público. El bailarín o actor es un profesional con un alto nivel de pericia en su campo, un especialista virtuoso en su área. Smith Autard plantea que estos dos modelos suponen los pasos previos en un desarrollo cronológico (el primero abarca los años cuarenta hasta los setenta del siglo XX, mientras que el segundo predomina en los ochenta) y dialéctico según el cual en la actualidad una síntesis de ambos define el paradigma educativo: el modelo medio, consistente en integración de las virtudes de los dos previos y que, desde su punto de vista, inaugura un estadio nuevo de la educación. El cambio de paradigma de educación artística que hemos observado durante la elaboración de este informe en efecto muestra la pervivencia de algunos elementos de estos dos sistemas, pero en ningún caso se resuelve en una integración de algunas de sus características. Se trata de una transformación cualitativa definida por una orientación hacia la investigación, un énfasis en la producción de conocimiento y en la integración de teoría y práctica.

Efectivamente, en el modelo investigador-creador se observa un mayor énfasis en el proceso que en el resultado; no se trata del proceso espiritual o emocional del estudiante, sino sobre todo de un camino en el que se genera conocimiento nuevo. No obstante, acabar con la imposición de una serie de técnicas y conocimientos que el estudiante debe aprender según una estructura predefinida no significa abandonarse a su intuición y creatividad espontáneas. En lugar de ello, el nuevo paradigma se basa en la exploración de terrenos desconocidos que no están predeterminados y en la adquisición de conocimiento de forma autónoma, pero en diálogo constante con compañeros, tutores y consejeros que aseguran una investigación meditada y consciente. El conocimiento entonces no se concibe como un recorrido concreto y conocido de antemano que el alumno sigue y que otros han explorado antes que él; se entiende más bien como un campo heterogéneo en el que el estudiante avanza creando un camino individual en el que adquiere un conocimiento que no se le aplica desde fuera, sino que él incorpora de forma activa. En lugar de transmisión, se habla en términos de producción de conocimiento. Como consecuencia, en este paradigma se le concede especial relevancia a las tecnologías de autoaprendizaje y a la integración de teoría y práctica con especial énfasis en una práctica reflexiva. El estudiante se halla entre las esferas de la crítica y la creación.

------
[1] Véase Jacqueline M. Smith-Autard (2002), The Art of Dance in Education, A & C Black: London, pp. 3-27.

Leer texto completo en pdf

Ubicacion: Madrid
Madrid Tipo: concepto
Archivos adjuntos: Teak.Helsinki.pdf | DasArtsMasterenTeatro.MTh.Amsterdam.pdf | DepartamentodedanzaUTL.Lisboa.pdf | EscueladeDanzaUFBA.Bahia.pdf | EscuelaLudwikSolski.Cracovia.pdf | HTZ.Berlin.pdf | InstitutodeCienciasAplicadasdelteatro.Giessen.pdf | MACAPD.Lanimalalesquena.Girona.pdf | MasterenCoreografiadeAmsterdam.AMCh.pdf | MITAV.Bogota.pdf | SeccionDanzaUNSA.Niza.pdf | DasArtsMasterenTeatro.MTh.Amsterdam.pdf | DartingtonCollegeoftheArts.CornwallFalmouth.pdf | AcademiaEstataldeTeatro.Varsovia.pdf | TischSchooloftheArts.Nueva York.pdf | UniversidaddeQuebec.Estudios de danza.Montreal.pdf | UniversidaddeQuebec.Estudiosdeteatro.Montreal.pdf |




Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio