Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
SUBCONTEXTOS

XXXIV Edición Sitges Teatre Internacional (Festival)

Año de Inicio: 2002
Año de Fin: 0000

Directores:
Organiza: Ajuntament de Sitges y Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya Introduccion:

Contenido:

Coproducciones: La poesía de Enzensberger inaugura le edición con L'enfosament del Titànic (día 31 de mayo). Anna Silvestre dirige Las hijas de King Kong, de Theresia Walser (día 2 de junio). Libera me, dirigido por el italiano Franco di Francescantonio (4 de junio). Y tras el éxito el pasado año de K.O.S, hacerse el muerto, el grupo La Vuelta vuelve con Estamos un poco perplejos (6 de junio).

Compañías invitadas: La Station House Opera muestra su teatro visual y físico en Roadmetal Sweetbread (1 de junio). Desde Bélgica llega uno de los artistas más polémicos y polifacéticos, Jan Fabre, con My movements are alone like streetdogs (2 y 4 de junio). Semolina Tomic combina teatro y performance en Body Safe (er) Part V (6 de junio). DogonEfff mezcla tecnología y teatro en Éssers Telemàtics (7 de junio). Y puro texto con la English State Company que estrena 4.48 Psychosis, de Sarah Kane (8 de junio). Del dramaturgo argentino Javier Daulte, que ya estuvo en la edición anterior, se mostrará Gore (6 de junio). Y de Brasil llega Euteamo, semelhante, un recital de poesía por Elisa Lucinda (3 de junio).

Ciclo Endansa: trabajos de Elena Córdoba con Los negocios acaban a las 10 (2 de junio), Sònia Gómez y Juanjo Sáez (5 de junio), 10 y 10 Danza (4 de junio), Lapsus Danza (6 de junio), y la compañía La Vana Gloria (6 de junio). También Mal Pelo en Atrás los ojos (31 de mayo y 1 de junio) y Las Malqueridas en Salomé (3 de junio).

Sitges acogerá el VIII Congreso de Salas Alternativas y el Foro Abierto de Creación Contemporánea. También lecturas dramatizadas en catalán y un laboratorio de escritura dramática organizado por el Royal Court Theatre. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Magda Puyo:
"La escena contemporánea está recluida"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 29 de mayo comienza la 33 edición del Sitges Teatre Internacional. Volcado en la escena contemporánea y en abrir puertas al teatro internacional de vanguardia, Sitges reúne este año a artistas y formaciones como Jan Fabre, Franco di Francescantonio, Elena Córdoba, La Vuelta Teatro o la English Stage Company. En total 26 compañías y 15 estrenos forman el cartel de un certamen que dirige por segundo año consecutivo Magda Puyo. Además, el festival acoge el VIII Congreso Anual de Salas Alternativas y el Foro Abierto de Creación Contemporánea, inaugurado en la última edición del festival madrileño Escena Contemporánea y que seguirá con el debate sobre la difícil distribución de las producciones alternativas en nuestro país.
Surgió como respuesta al paupérrimo paisaje teatral que había impuesto el franquismo. Treinta y tres años más tarde, Sitges se erige como motor generador de proyectos artísticos que no se extinguen en los diez días que dura el certamen. Con un presupuesto de 795.770'08 euros-que aportan entre otros el Ministerio de Cultura y la Generalitat- el festival está dirigido por Magda Puyo, artista que ha trabajado con La Fura, ha llevado a escena a autores como Enric Nolla -recientemente estrenó en la Beckett de Barcelona Tractat de Blanques-, además de crear el colectivo Metadones, y formar parte del consejo asesor del Teatro Nacional de Cataluña.
-Usted es autora y directora de escena. ¿Por qué aceptó tomar las riendas de este festival?
-La dirección del festival en los últimos años había sido un poco confusa. Me decidí porque creo que hay mucho por hacer en la búsqueda de espacios donde se muestre el teatro y la danza contemporánea. Y Sitges es el espacio ideal para profundizar en ello mientras no se haya asumido la necesidad institucional de presentar el teatro contemporáneo. 
MÁS QUE UNA MUESTRA
-¿Qué define y diferencia a Sitges de los demás festivales?
-Intento que no sea simplemente una muestra, sino que buscamos provocar la creación de trabajos. Por eso nuestra base son las coproducciones. Este año tenemos siete, dos con el Festival Grec, uno con el Festival de Temporada Alta de Girona, dos con espacios alternativos -salas Beckett y Tantarantana- y dos con las compañías La Vuelta y la de Anna Silvestre. Presentamos proyectos de dramaturgias absolutamente nuevas. Por ejemplo, vienen compañías como la de Jan Fabre que rompen totalmente con la estructura tradicional. 
-¿Existe una línea temática o formal que defina esta edición?
-No, creo que los temas limitan, pero sí se puede hablar en todos ellos de un compromiso ideológico, como es el caso de la obra de Hans Magnus Enzensberger. 
-¿En qué consiste ese compromiso?
-Es un compromiso del arte para enfrentarse y modificar la realidad. Si no, el arte se convierte en autocomplaciente, no remueve las entrañas del que lo ve y lo hace. Y hay mucho de eso en el teatro actual porque el mercado ofrece lo que se le pide, como la televisión basura: algo cómodo.
-¿Cuál es el objetivo de esta edición?
-Crear una mayor diversidad en la forma de entender la escena contemporánea y su compromiso estético y ético. Se podrá ver desde danza pura, como es el montaje de Mal Pelo o Elena Córdoba, hasta puro texto, como el de Sarah Kane. 
-¿Y el plato fuerte de la programación?
-Todo lo seleccionado es de altísima calidad y diversidad, desde los mencionados Mal Pelo -que rompen con la estructura convencional-, hasta la poesía de Enzensberger y el teatro visual de la Station House Opera. Estos saltos del lenguaje que muestran estos espectáculos son también una característica del mundo actual.
DIÁLOGOS ENTRE FESTIVALES
-¿Cuál es la mayor contribución del festival a la escena española?
-Para que los espectáculos no nazcan y mueran aquí intentamos materializar una política de coproducciones. 
-El festival tiene una línea parecida a la de Escena Contemporánea y al Grec... ¿Hay un diálogo entre festivales? 
-Sí, sólo que el Grec no se ciñe como nosotros al teatro actual, abarca propuestas de textos clásicos, y Escena Contemporánea -con los que tenemos bastante contacto- aún tiene que crecer, sólo cuenta con dos ediciones. Este año organizamos un forum que ya comenzó en Escena Contemporánea y en el que vamos a intentar reflexionar sobre la distribución y la difusión del teatro contemporáneo.
-¿Cómo cree que está evolucionando el teatro español actual?
-Vivimos un momento en el que se llama cultura a cualquier cosa, se hace marketing a partir de ese "infraarte". La frivolidad de la cultura hace que estemos perdidos. 
-Dice que la poesía escénica ha quedado relegada. 
-Existen artistas que buscan y trabajan con esa poética, como Elena Córdoba en Los negocios acaban a las 10. El problema es que no se les escucha, no tienen un espacio. 
-¿Contra qué ha tenido que luchar para defender este proyecto?
-Con la necesidad de invertir dinero en el teatro y en la danza y con la precariedad de las infraestructuras culturales que impiden una buena distribución.
-¿Qué impide el desarrollo de la creación en España?
-Parece que la dramaturgia contemporánea sólo tiene salida en certámenes de este estilo y en las salas alternativas. El teatro contemporáneo de calidad está recluido. Los directores y los gestores deberían dejar de pensar en lo inmediato, en llenar butacas. 

Itzíar de Francisco. El Mundo. 29 de mayo de 2002

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ubicacion: Barcelona>Sitges
Barcelona>Sitges Tipo: festival




Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio