Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
TEXTOS

Ojos de ciervo rumanos

Autor: Catani, Beatriz

Año de publicación: 2007

Artista: Beatriz Catani

Obra: Ojos de ciervo rumanos

Fecha de incorporación a la web: 26/02/2009

Referencia bibliográfica:

Beatriz Catani, Acercamientos a lo real. Textos y escenarios, Buenos Aires, Ediciones Artes al Sur, 2007, pp. 65-102.



Texto:

[...]

BENYA.- Vuelvo a estacionar. Y ahí, habla de nuevo. “Besame”, me dice, “como si no estuviera hecha una ruina, como si no te importara mi decrepitud, mejor, como si no existiera”. Yo trato de calentarme con ella. Me froto contra su cuerpo. Se desnuda despacio, se saca primero los pantalones, muy anchos abajo y después una blusa roja. Vestida seguía teniendo buenas formas, pero desnuda tenía el pecho flácido y la piel colgando de los brazos. La beso. “Ahora”, me dice. La toco toda desde los pies hacia arriba y cuando pienso que puedo penetrarla... Arranco el auto, abro la puerta y la tiro al camino. No creo que haya sobrevivido. Fue un encuentro a destiempo.

DACIA.- La buscaste para matarla.

BENYA.- (Cae agotado.) Puede ser. O para andar en auto. No sé. Sigo manejando y a los pocos metros, la rueda del auto se traba. Me bajo y encuentro la cabeza. ¿Entendés? La cabeza sola, separada de un animal muerto.

DACIA.-: Ya sé: te la guardaste.

BENYA.-: No, por el tamaño. Un tamaño medio.

DACIA.-: ¿Medio cómo qué? ¿Cómo un auto medio?

BENYA.-: No. Como un (vinado) venado. No me impresionó. Tiene los ojos tranquilos. No parece muerta. Creo que no, que la busqué porque la amaba, pero cuando la encontré, no sé, como si la desconociera, como si no fuera la misma. Igual gozamos. Es hasta natural. Estuvo bien, digo. Siento que fue un buen paseo. Lo malo es que tuve que dejar el trabajo del frigorífico.

DACIA.- Por lo menos estuviste cerca de tu mamá. Tenés un recuerdo. Yo lo único que sé es que mi madre tenía un ojo marrón y otro virado al verde.

Benya hace unos pasos de baile rumano.

BENYA.- Rumania también es una sobrevivencia al límite del escándalo, una arborescencia pampa que crece deformada, exagerada, extrañada, extranjera. Un dolor que hace abrir la tierra. La música nos hermana. Estoy hablando como vos, o como tu mamá, o como vos decís que habla tu mamá. ¿Te diste cuenta?

DACIA.- No me parece.

BENYA.- Sobrevivencia al límite del escándalo, ¿no te gusta?

[...]

Leer texto completo en pdf



Archivos adjuntos: Ojos de ciervo rumanos.pdf |






Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio