Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
TEXTOS

X Bienal de la Habana. Integración y resistencia en la era global

Autor: Gracia, Silvio De

Año de publicación: 2009

Fecha de incorporación a la web: 04/11/2009



Texto:

Entre el 27 de marzo y el 30 de abril se desarrolló una nueva edición, la Décima, de la Bienal de La Habana. Una Bienal que cumplió 25 años de vida, y que, junto a la de San Pablo, constituye uno de los dos encuentros más relevantes del arte contemporáneo en Latinoamérica, y uno de los más prestigiosos y significativos a nivel internacional. Cualquier intento de dar completa cuenta de todo lo que implicó y mostró esta Décima Bienal de La Habana sólo puede arriesgarse al fracaso y a la imposibilidad. Es tanto lo que la Bienal ofreció, en un renovado y meritorio esfuerzo por reposicionarse en la abultada agenda de bienales de la escena mundial, que resulta sumamente difícil aportar una visión apenas cercana de lo que pudimos ver y vislumbrar quienes participamos en ella. Lo primero a considerar es que fue una perfecta contrapartida de la bienal del vacío que el pasado año sembró desconcierto en San Pablo. La Bienal de La Habana fue una bienal repleta de obras y propuestas, con toda la ciudad convertida en un laberinto de arte abierto a la exploración y al hallazgo; tratando más que nunca de viabilizar una interacción intensa con el contexto social urbano. Esto último se vio claramente reflejado en las acciones, performances e intervenciones que ganaron el espacio público, algunas de ellas con un espíritu que puede vincularse con el arte actual más activista, participativo y propositivo.

Como afirma Nicolás Bourriaud, en el dossier que se incluye en el excelente y voluminoso catálogo, “lo que es extraordinariamente excitante en la Bienal, más allá de una lista de artistas que generalmente representan la parte bella de los países llamados “periféricos”, es el modo en que la ciudad, ella misma, responde a la exposición al punto de convertirse en parte integrante. Contrariamente a muchas otras, la oposición entre el marco urbano y las prácticas artísticas está reducida al mínimo, lo que transforma el viaje del visitante en un extraño ir y venir entre lo social, lo estético y lo político, que no pueden dejarlo indiferente”. Quizá en ninguna otra edición se haya vivido esto que señala Bourriaud con tanta intensidad como en la presente. Como una coordenada constante se ha podido percibir el empeño por propiciar un espacio donde el público pudiera ser gestor y participante, actuante de primera línea, destino fundamental de las proposiciones artísticas. Para validar estos empeños basta advertir la presencia notoria de proyectos de arte urbano, callejero o contextual que apuntaron a insertarse en la sociedad y establecer un diálogo directo con ella.

Texto extraído de la Revista Virutal de Arte Contemporáneo y Nuevas Tendencias de Escáner Cultural, publicado el 28 de Junio de 2009






Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio