Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
TEXTOS

En defensa del artista gestor, nómada, cazador, y recolector

Autor: Correa, Nieves

Año de publicación: 1998

Fecha de incorporación a la web: 16/11/2009

Referencia bibliográfica:

Revista Fuera de Banda nº 5, Otoño 1998



Texto:

El etnólogo americano Marshall Shalins estudió con atención la economía de los pueblos que viven hoy en día de la caza y la recolección, tal como se hacía hace 20.000 años, y demostró claramente en su libro Edad de Piedra, Edad de Abundancia que tanto el "primitivo" cazador-recolector como las actuales tribus que aun mantienen este sistema "contra-económico" consagran apenas tres o cuatro horas por día a conseguir todo aquello que necesitan para su sustento.
Si comparamos esto con lo que hoy necesita cualquier ser humano corriente para mantener el nivel de vida medio que exigen las "sociedades civilizadas" y que suele rondar las ocho horas diarias de trabajo asalariado, a las que hay que sumar las que emplea en transporte, la comparación resulta odiosa.
Todo aquello que constituye la base de nuestro "bienestar": ventanas climalit, calefacción; teléfono, fax, ordenador, modem; coche, moto, bici; lavaplatos, lavadora... y un largo etcétera de artilugios sin los cuales la vida en la tierra parece imposible nos mantienen poderosamente atados a la obligación de adquirirlos y mantenerlos a base de nuestro esfuerzo diario. Cada vez son menos los individuos que se cuestionan la idoneidad de este sistema de supervivencia y aquellos que se permiten la más mínima disidencia son inmediatamente neutralizados por el resto del organismo social que ha desarrollado una especial intolerancia hacia este tipo de dudas existenciales y el individuo en cuestión acaba comprando un práctico frigorífico-congelador de dos puertas.
Esta tendencia a la complicación desenfrenada se manifiesta no solo en la vida social y privada del individuo sino que parece que todo lo impregna y se extiende con rapidez a todas las manifestaciones posibles de lo humano y lo divino, e incluso llega a contaminar aquellas parcelas tradicionalmente reservadas al desorden y la anarquía.
En lo que se refiere al universo del arte este fenómeno se ha empezado a manifestar en España más recientemente que en otros ámbitos, pero la virulencia adquirida en poco tiempo no deja de ser preocupante o al menos creo que debería servir de motivo de reflexión.

Texto extraído de AccionMad - Leer texto completo en pdf






Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio