Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
TEXTOS

Hacia un espacio individual

Autor: Pereira da Silva, Ana Sofia

Año de publicación: 2011

Fecha de incorporación a la web: 17/04/2012

Referencia bibliográfica:

A veces me pregunto por qué sigo bailando. Prácticas de la intimidad, Madrid, Con tinta me tienes, Madrid, 2011, pp. 299-321.



Texto:

La intimidad concierne al territorio de la experiencia que no es obligatoriamente expresable. El espacio de la intimidad nace también con la conciencia del pudor, con el secreto, con la necesidad de habitar un lugar oculto. Aunque el espacio íntimo no esté necesariamente vinculado solo al espacio privado y doméstico este no le es del todo ajeno.  El lugar íntimo no es solo el espacio de proyección individual, sino que es también el espacio de confrontación con el otro, el otro que es cercano, familiar o cómplice. Los espacios íntimos son los habitados sin máscara o protocolo, son los lugares del desnudarse. Son los lugares de lo profundo, de lo recóndito, de lo intrínseco. 

Considerar la importancia de la relación que el habitante establece con el espacio en la construcción de la intimidad no es tarea pequeña. Que las prácticas de la intimidad juegan con el habitar y se plantean de formas distintas de acuerdo con la naturaleza del espacio que se habita es cuestión que no planteamos. De hecho, es de donde partimos. Al contrario de lo que nuestro abordaje pueda parecer querer intuir, somos conscientes de que la construcción de la intimidad no está necesariamente vinculada al espacio privado, y sabemos que no es solo en los espacios individuales donde podremos entrever los espectros del habitar íntimo. Sin embargo, observar los espacios destinados a un individuo consiste en una forma, entre muchas, de acercarnos a las cuestiones concernientes a la construcción de la intimidad como un tema espacial. A medida que hemos observado los síntomas de la búsqueda individual de un espacio propio a lo largo de la Edad Moderna en el mundo occidental, también hemos identificado varias formas del individuo sobre cómo confrontarse con el tema de la intimidad. Si, en un momento inicial, la intimidad habría sido sentida como una especie de conciencia instintiva, asociada sobre todo al cuerpo y a los afectos, se vuelve con el paso del tiempo territorio mucho más complejo y lleno de matices.   



Archivos adjuntos: Ana Sofia Pereira da Silva-Hacia un espacio individual.pdf |




Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio