Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
TEXTOS

Un teatro al acecho de la complejidad de lo real: Rafael Spregelburd y su poética en proceso

Autor: Abraham, Luis Emilio

Año de publicación: 2007

Artista: Rafael Spregelburd

Fecha de incorporación a la web: 15/05/2012

Referencia bibliográfica:

Víctor Gustavo Zonana (dir., ed.) y Hebe Beatriz Molina (coed.) Poéticas de autor en la literatura argentina (desde 1950). Buenos Aires: Corregidor, 2007, pp. 283-331.



Texto:

Esta es una versión abreviada del trabajo publicado en Víctor Gustavo Zonana (dir., ed.) y Hebe Beatriz Molina (coed.) Poéticas de autor en la literatura argentina (desde 1950). Buenos Aires: Corregidor, 2007, pp. 283-331. Las partes faltantes del texto se han marcado con el siguiente signo: [...].

[...] El teatro de Buenos Aires vive desde mediados de los ochenta un proceso de renovación y multiplicación de poéticas que ha adquirido rápido reconocimiento en el campo teatral argentino y ha captado buenas dosis de atención en la escena mundial. Entre las variadas manifestaciones surgidas tras la dictadura militar (1976-1983), la de Rafael Spregelburd es una de las expresiones más originales y constituye una singular respuesta a los desafíos que ha planteado al pensamiento la última Modernidad. Ante las actuales determinaciones históricas, ante “el mercado de los medios, con una realidad cotizando a la baja” (Cornago 22), ante una realidad social y política que se convierte en espectáculo, o mejor, un espectáculo social y político que pasa por real, las tendencias más innovadoras del arte emprenden la resistencia exhibiendo el mecanismo de los propios lenguajes, volviendo visibles los medios de representación que los sistemas de poder hacen funcionar de forma transparente, acechando la presencia de las cosas que suelen quedar ocultas tras los actos de simulación, haciendo de su oposición un continuo devenir para escapar a cualquier síntesis totalizante e idea estable de unidad, o para decirlo con Óscar Cornago:

Antes que añadir una representación más a la historia de la cultura, de las representaciones y las imágenes, incluso si se trata de una representación crítica, el arte de hoy parece optar por hacer una representación menos, restar una representación –como diría Deleuze– a la historia de las representaciones, de los sistemas de poder; construir el espacio de un vacío, una práctica de desestabilización para desde ahí seguir resistiendo, seguir oponiéndose a cualquier forma de lenguaje mayoritario, sistema estable o modo de representación consolidado (24).

Involucrada con este clima cultural y vinculada a las líneas de pensamiento que siguieron al intenso examen lingüístico del Estructuralismo, la obra de Rafael Spregelburd se asoció en los primeros noventa a lo que se percibía como la aparición de una “nueva dramaturgia”. Pero giró de inmediato hacia los modos de producción más representativos de este último tramo de la historia del teatro argentino: la integración de las labores de escritura, dirección y actuación como procesos estrechamente ligados, e indisociables incluso. Trabajando como “un actor que se escribe las obras en las que le gustaría actuar” (Abraham, “La difícil tarea de no representar”) –así se define él mismo– y también como un director que compone los textos con los ojos puestos ya en la escena, Spregelburd ha venido generando una obra abundante y muy personal , que suma a la práctica del teatro la permanente indagación teórica y promueve una aguda reflexión sobre el acto mismo de representar y la “condición escénica” de la cultura.

La producción de Spregelburd se encuentra en pleno “crecimiento” y sigue, por lo tanto, los principios de una poética que no puede considerarse cerrada sino en proceso. Pero aun así, y a pesar de la relativa brevedad de su carrera, su obra describe una trayectoria –una evolución– muy coherente que responde al modelado de un pensamiento sistemático sobre el hecho teatral, una auténtica constelación de conceptos y procedimientos, y que configura una verdadera poética en los sentidos que Gustavo Zonana rescata para el término en la Introducción a este volumen. Se trata, pues, de “un saber de carácter factivo”, “procedimental”, que supone, sin embargo, un conocimiento general sobre el teatro, sus posibles modalidades de producción y sus posibles funciones respecto de los otros dominios de la cultura. Es un saber de orden teórico, pero construido en estrecha relación con la dimensión práctica del fenómeno, no solo porque sirve de orientación a la escritura dramática y la creación escénica, sino también porque surge de las búsquedas y los problemas que plantean las prácticas concretas.

Leer texto completo en pdf



Archivos adjuntos: luis-e-abraham-teatro-acecho.pdf |




Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio