Español || English
Logo Artes Escenicas Inicio
Buscador
TEXTOS

Cuba en la obra de Tania Bruguera: El cuerpo es el cuerpo social

Autor: Mosquera, Gerardo

Año de publicación: 2010

Artista: Tania Bruguera

Fecha de incorporación a la web: 10/04/2017

Referencia bibliográfica:

Mosquera, Gerardo. “Cuba en la obra de Tania Bruguera: El cuerpo es el cuerpo social,” Bruguera, Tania: En el imaginario político, Ed Charta, Milán, Italia, 2009, (cubierta e ilustración.) pp. 23 - 35. ISBN 978-88-8158-764-3



Texto:

(...) En los años noventa, cuando se destacó verdaderamente, Bruguera fue parte de la continuación de ese proceso artístico al que se ha dado en llamar Nuevo Arte Cubano [12]. Ella ha reconocido que artistas cubanos de los ochenta como Carlos Cárdenas, Flavio Garciandía, Glexis Novoa, Lázaro Saavedra, José Ángel Toirac y el grupo Arte Calle han sido "la influencia real y más importante" en su obra.[13] Es revelador que aquellos que menciona fueron algunos de los artistas más polémicos y de mayor orientación política de los ochenta. También que no se refiera a la repercusión en ella de alguna figura individual ni a una intertextualidad formal o poética, sino más bien a un espíritu general de conectar el arte con la sociedad de un modo real y crítico. Otra fuente fundamental de inspiración fue Ana Mendieta, quien visitó Cuba varias veces en los ochenta y estuvo muy cerca de los nuevos artistas cubanos, sobre los que influyó grandemente. 

(...)

Aunque la obra de Bruguera es performativa en lugar de "participativa", un componente básico de ella es el establecimiento de terrenos para que las personas participen, interactúen y más aún: para que se expresen, creen y emprendan acción. En los mejores casos, esa generosidad es más que un gesto artístico: satisface, aún cuando de manera parcial o temporal, necesidades reales como la libertad de expresión o la educación artística en Cuba. Pero Bruguera siempre lo hace de un modo polémico, para desafiar y provocar. Hay incluso casos en que el público al que da voz también es engañado, como en Responsable del destino, a fin de que la obra transmita un mensaje crítico sobre la historia y la culpa. En El susurro de Tatlin #5 (2008), la policía montada de Gran Bretaña hostigó al público utilizando técnicas de control de masas. La obra de Bruguera es a un tiempo beligerante y generosa. Se yergue en oposición a la concepción armónica de lo social criticada por Claire Bishop en la estética relacional de Bourriaud, apuntando a una comprensión más confrontacional de las relaciones humanas [23]. (...)

Texto completo






Aviso Legal: © de los textos y las imágenes: sus autores Diseño CIDI; Desarrollo web GyaStudio